Planteamiento artístico

Mi recorrido hacia la abstracción se ha hecho de
forma gradual. Hasta el año 2000 mis investigaciones pictóricas
estaban enfocadas a la figura. Fue a través de unas variaciones sobre
un único tema, unas sillas a contraluz, que me di cuenta de que en
realidad no era el tema lo que me interesaba, sino el espacio, la luz, y la
estructura que habitaban la superficie del lienzo.

La técnica utilizada es el resultado de varios años de experimentación
con diversas resinas como aglutinantes. Actualmente utilizo una
mezcla de polvo de mármol y de pigmentos, que son aglutinados con
resinas acrílicas. Una vez mezclados, los dispongo en botellas
herméticas que forman los colores de mi paleta. Vierto la pintura sobre
el lienzo tendido en el suelo y pinto con escobas y brochas anchas.

En mis investigaciones más recientes incorporo superficies metálicas, como collages, que me permiten resaltar la parte pintada y que confieren una solemnidad mística a la obra. Resto información en mi expresión visual para amplificar su lolemnidad mística y darle más fuerza e intemporalidad.

Mis obras son meditadas. Aunque el resultado dé una sensación de
gran libertad en mi manera de pintar, todo está pensado de antemano.
Es cierto que, una vez los parámetros de mi superficie definidos, me
dejo llevar en una cómoda musicalidad de notas que definen un
conjunto harmónico, o por lo menos ése es mi propósito.

Yvan Mas